Signos de Salud Espiritual
Dr. René Peñalba
Resumen de la Primera Conferencia

El mejor ejemplo es un personaje de la Biblia con un estado de salud espiritual excelente.  Lo encontramos en Juan 1:1-8

1.  Empiezo a pensar que somos de carne y hueso y luego consideramos que somos enviados.  (Juan 1:6)
2.  El fue enviado a fin de que todos creyeran por Él en la luz.

Debemos reconocer entonces que somos instrumentos de Dios para guiar a otros.  Nosotros somos amados de Dios pero, aunque Dios nos use tenemos límites.  Somos conductos por los que pasan ríos de agua viva... el agua de vida: Cristo Jesús... somos como una tubería.

Dios es quien le da forma a nuestra identidad (Juan 1:19-23)  Quiénes somos?

Para mantener una salud espiritual debemos: 
1.  Saber quiénes somos
2.  No imitar estereotipos
3.  Ser nosotros mismos
4.  No compararnos con otros
5.  No envidiar a otros
6.  Conocer nuestras limitaciones (pero sin autocompadesernos)
Vivir en comunión solo con nuestras virtudes o solo con nuestros defectos nos lleva a extremos y nos aleja de una buena salud espiritual.
7.  Ser humildes.  Esto no es ser tonto.  Hay evidente falta de salud espiritual es alguien con falta de humildad.

En la Biblia vemos el ejemplo de Juan el bautista quien le dio el reconocimiento a la autoridad de Jesús.  Las personas que no saben identificar al que va por delante (decir identificar las gerarquias) son un peligro.  Cada creyente tiene responsabilidad con el que va delante y con el que viene detrás. 

Quienes demandan humildad primeramente deben aprender a hablar bien de los demás;  a reconocer sus dones, habilidades, talentos y capacidades. 

En resumen, una persona con buena salud espiritual debe exhibir las siguientes características:
                                      1.  Actitud humilde
                                      2.  Personalidad balanceada
                                      3.  Capacidad de asimilar el éxito

El éxito va y viene... no está garantizado.  Habrán personas que no sabrán interactuar con el éxito.  A muchos se les subirá a la cabeza, pero a los que identifiquen sus debilidades y búsquen día a día mantener una buena salud espiritual ésta les será de bendición.

 

Conferencias y Cultos